Documento sin título
 
 
Es | Eu | En | Fr | twitter  
   
cabecera

 

Noticias
El Gobierno Vasco obligará a los municipios a reservar suelo para centros de culto


Fecha: Noviembre 16, 2011 | Fuente: diariovasco.com

El Gobierno Vasco obligará a los municipios a reservar suelo para centros de culto

Ha elaborado un anteproyecto de ley que espera enviar a la Cámara a inicios de 2012. El Ejecutivo quiere de esta forma dar apoyo a los consistorios y asegurar el derecho de los credos

 

El Gobierno Vasco obligará a los ayuntamientos a establecer reservas de suelo para espacios destinados al culto u otras finalidades de naturaleza religiosa, de acuerdo a la necesidad y la demanda que existan en cada municipio, y fijará las condiciones técnicas y materiales imprescindibles para la apertura y utilización de esas instalaciones. Así se establece en un anteproyecto de ley que ya ha sido redactado y que está siendo comunicado a los representantes municipales y de las confesiones que están asentadas en Euskadi, y generar así un clima de confianza en un tema tan sensible. El Ejecutivo ha acelerado el proceso para su tramitación en el Parlamento y espera enviar el texto a la Cámara en el primer trimestre del próximo año.
La sucesión de conflictos en el ámbito de la gestión de la diversidad religiosa, que no solo se circunscribe a la apertura de mezquitas, ha impulsado al Gobierno de Vitoria a elaborar un ordenamiento jurídico en la línea de lo que hizo en su día la Generalitat de Cataluña, que fue una ley pionera en Europa. Euskadi presenta hoy un panorama de creciente pluralidad religiosa, en lo que apunta a un fenómeno definitivo e irreversible, y supone un elemento cada vez más relevante socialmente. Este diagnóstico justifica, a juicio del Ejecutivo, una «adecuada gestión pública de tal diversidad».
Según los datos del Ministerio de Justicia, el País Vasco cuenta con 921 parroquias católicas y 705 entidades religiosas de esa confesión, que mantiene una categoría de tratado internacional y se rige por los acuerdos con la Santa Sede. En cuanto a las confesiones minoritarias, Euskadi tiene registradas 228, de las que 98 corresponden al Cristianismo Reformado y Evangélico. Bizkaia es la provincia que más tiene, con 127, seguida por Gipuzkoa con 59 y Álava con 42. Los lugares de culto se asientan, sobre todo, en las grandes capitales: 64 en Bilbao, 37 en Vitoria y 23 en San Sebastián.
El Gobierno de Vitoria sostiene que existe una demanda social e institucional para sacar adelante una ley de estas características, para establecer, desde el consenso, parámetros comunes, «criterios adecuados y consistentes», que sirvan de cobertura a los ayuntamientos. En esa línea, anticipan que no se trata de fomentar la diversidad religiosa, sino de asegurar que la libertad de culto se puede ejercer, en plena armonía con un principio de no discriminación y garantía de derechos.
La contribución fundamental de esta norma consiste en la obligación de que los planes de ordenación urbanística municipal prevean reserva de suelos destinados a equipamientos comunitarios para usos religiosos, por lo que, ya en el artículo 6 del anteproyecto, se insta a las administraciones públicas a adoptar las medidas necesarias. En el artículo 7 se matiza esa obligatoriedad. «Los nuevos planes de ordenación urbana elaborados por los ayuntamientos del País Vasco deberán contemplar, en función de la disponibilidad de suelo existente, una reserva de espacios suficiente para ser utilizados como lugares de culto y asistencia religiosa».
Incorpora la salvedad de que se hará «de acuerdo a las necesidades y demandas» que en esa materia existan en cada municipio. Además, los ayuntamientos podrán ejercer sus facultades urbanísticas para determinar los emplazamientos más adecuados. Los municipios deberán amoldar sus planeamientos generales a esta ley en un plazo de cinco años.
La interlocución
Representantes de la consejería de Justicia y de la dirección de Derechos Humanos de este departamento se han reunido con directivos de Eudel -la Asociación de Municipios Vascos-, para que conozcan los contenidos de la futura normativa y «socializar» su necesidad y oportunidad. Los consistorios de Bilbao y Vitoria ya conocen el articulado y la filosofía de este anteproyecto. Los responsables municipales de San Sebastián se han interesado por la normativa, pero todavía no han fijado una cita para su discusión. La información a los partidos políticos la han dejado para una segunda ronda.
El texto regula el proceso para las licencias de apertura de estos espacios para garantizar la seguridad jurídica de los distintos credos. La normativa establece un expediente único para la licencia urbanística que corresponda según los casos, y para el permiso de apertura y funcionamiento de los centros de culto. El texto dispone de la autorización municipal y no podrá ser denegada por la administración competente, una vez comprobado que se cumplen por la entidad religiosa solicitante todos los requisitos urbanísticos y técnicos exigibles. Fija, además, un periodo máximo de seis meses para el trámite de la licencia y que transcurrido el mismo, el 'silencio administrativo' se entenderá favorable al solicitante. Hasta ahora, algunos consistorios han venido dando largas para evitar pronunciarse.
El documento normativo recoge también la obligatoriedad de cumplir unas condiciones para garantizar la seguridad de los usuarios y la salubridad de las instalaciones, así como para evitar molestias a terceras personas. El Gobierno anuncia que desarrollará un reglamento sobre accesibilidad, aforo, evacuación y protección acústica, un tema, éste último, muy sensible para los vecinos. La norma contempla el cierre y desalojo de aquellos locales que incumplan la legislación, si bien anticipa que ninguna de las medidas que se adopten tendrá un carácter sancionador. Los centros que a la entrada en vigor de esta ley no cumplan los requisitos estipulados dispondrán de un periodo máximo de 5 años para adaptarse. No aparece ningún aspecto referido a las posibles ayudas que puedan recibir para ponerse al día.
Para poder solicitar las licencias municipales correspondientes habrá que acreditarse ante el registro estatal de entidades religiosas, que ahora está residenciado en el Ministerio de Justicia. Las confesiones que tienen el marchamo de 'notorio arraigo' tras haber pasado por esa 'ventanilla' son los mormones (desde 2003), Testigos de Jehová (2006), budistas (2007) y ortodoxos (2010). Además, hay tres comunidades -musulmanes, protestantes y judíos- que firmaron acuerdos de colaboración con el Estado en 1992. El reconocimiento del peso de estas confesiones es fundamental, además de para preservar el principio de legalidad, porque son los interlocutores con el Gobierno y quienes dan el plácet para la constitución de una nueva entidad religiosa en las comunidades autónomas.
La futura normativa ampara a las confesiones ante las situaciones de discriminación, tanto directa como indirecta, que puedan producirse, y advierte sobre la diferencia de trato o las desventajas particulares entre las distintas iglesias
Quedan fuera de esta ley los centros de culto incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural Vasco (catedrales, monasterios y otros recintos singulares), que se rigen por la ley aprobada en 1990. Tampoco afectará a los lugares situados en instalaciones de titularidad pública, principalmente hospitales, prisiones y tanatorios. Sí que se aplicará a los cementerios de las comunidades religiosas y a las reservas de espacio de enterramiento en los camposantos municipales.

 

 

 


Logo Gobierno Vasco Portugalete  

Logo EDEX



Icono

¿QUÉ ES?
¿QUIÉNES SOMOS?

PROFESORADO

ALUMNADO
FAMILIA
ACTUALIDAD

 
eBook